Necesito vacaciones de las vacaciones

Los viajes a ciudades cansan: las ganas de querer verlo todo hacen recorrer largas distancias…

María y el Jordi acaban de volver de Japón y están agotados. Han sido 14 días de luna de miel y no han parado de caminar. Y tienen la prueba: lo tienen todo registrado en una aplicación de móvil que les muestra todas las rutas que han hecho, los pasos y las distancias que han recorrido, y también pueden ver un pico que les indica que en un solo día – el que más caminar- llegaron a hacer casi 30 kilómetros.

Como ellos, son muchas las personas que cuando están de vacaciones caminan mucho más que en su día a día -o, al menos, que cuando están en su ciudad-, empujados por una «necesidad de ver todo», según afirma la profesora de los estudios de psicología de la UOC Silvia Sumell. Para la experta, esta situación ha ido evolucionando con los años, ya que cree que «antes no se hacían recorridos tan largos» porque no había tanta presión para «no perderse nada».

Preparación necesaria.
A diferencia de cuando se planea una salida a la montaña, en el que la mayoría de la gente es consciente de que hay una buena preparación física y mental, además de la correspondiente equipación para cada tipo de excursión, en el turismo de ciudad a menudo no se tienen en cuenta estos aspectos. Es por eso que al final de cada jornada, además de una sensación de agotamiento que puede llegar a sorprender, los pies también suelen acabar destrozados, hinchados o llenos de ampollas. En este sentido, el podólogo Martín Rueda recalca la importancia de utilizar un calzado adecuado: «Así como en la montaña hay que llevar un calzado de suela gruesa y con un dibujo especial para terrenos irregulares, para evitar que se nos claven las piedras , para la ciudad hay que ir con unas zapatillas de ‘running’ que sean ligeras y transpirables «.

Anar ben calçat és fonamental per caminar molt / GETTY

Y es que, después de todo, a nadie se le ocurriría ir con sandalias o chancletas sabiendo que se recorrerán 12, 15 o 30 kilómetros, que son las distancias que se pueden acabar haciendo en un día de viaje. Si se trasladaran estas cifras en el mapa de la propia ciudad, o al día a día de cada uno, el resultado podría parecer una auténtica locura. En la zona de Barcelona, ​​por ejemplo, tranquilamente podría equivaler a atravesar la ciudad desde L’Hospitalet hasta Santa Coloma de Gramenet, o bien caminar desde la plaza Catalunya de Barcelona hasta Sant Cugat, o, aún Además, hasta Terrassa, Mataró o el Garraf.

Barcelona a pie.
Para conocer bien la ciudad, los turistas prefieren ir a los lugares caminando que no coger el transporte público. Es el caso de Johanna y Mario, dos jóvenes venezolanos que actualmente viven en Valencia y que se están una semana en Barcelona. «El metro del cogeríamos sólo si tuviéramos que ir muy lejos -comenten-. De transportes sólo hemos cogido una vez el Bus Turístico, nada más «. A ellos, es una pulsera de actividad la que les indica los 14.620 pasos que han hecho durante el día, el equivalente a 10,71 kilómetros, aunque añaden que la media habitual durante sus vacaciones es de unos 12 kilómetros .

Un poco más larga es la distancia que han llegado a hacer en un día -15 kilómetros, según los marca el móvil- Valérie y su familia, franceses que viajan con abuelos y nietos y que confiesan que terminan la jornada reventados. Como sólo están cuatro días en Barcelona, ​​opinan que deben «aprovechar el tiempo», y por eso se pasan el día consultando cuál es la mejor ruta para ir, siempre que pueden a pie, a todos los lugares que quieren visitar.

El recorregut de tres famílies de vacances

Aplicaciones y redes
La falta de informaciones y de recomendaciones sobre cómo acceder a las atracciones de las aplicaciones de turismo también puede ser un motivo para que los que las visitan prefieran ir andando. Así lo considera Pablo Díaz, experto en turismo y TIC y profesor de economía y empresa de la UOC, que añade que, en general, hay que mirar los comentarios para ver las cuestiones referidas al desplazamiento, a menos que se trate de puntos con dificultades de acceso.

Sin embargo, para moverse por la ciudad, el experto apunta que Citymapper es una aplicación cada vez más utilizada que muestra «trucos» del transporte público u otras informaciones útiles, como las relativas a las incidencias y que, por tanto, facilita la movilidad en este sentido, lo que aún no incluyen otras aplicaciones similares como Google Maps. De hecho, esta primera es la que utilizan tres amigas hawaianas que se están unos días en Barcelona y que, aunque remarcan que también han hecho largas distancias a pie, admiten que se desplazan en autobús siguiendo las indicaciones de la aplicación, que, de paso, les indica los kilómetros que recorren -y las calorías que queman.

Por otra parte, Díaz añade que «hay determinadas aplicaciones, o incluso los patinetes geolocalizados, que generan muchos datos e informaciones muy útiles, pero no las comparten con las autoridades gestoras de los destinos, como TMB y el Ayuntamiento de Barcelona «. En este sentido, el experto también alerta del peligro que supone el uso de las aplicaciones que te hacen mantener la ubicación activada constantemente y, sobre todo, de los relojes inteligentes: «Les damos permiso para que nos sigan los pasos -apunta-, y no somos conscientes de toda la información que pueden llegar a almacenar. Pueden saber dónde te paras, donde vivos … todo lo que haces en cada momento, incluso tus pulsaciones «.

Pero, más allá de la seguridad, el uso de estas aplicaciones también puede acabar suponiendo «un factor más de estrés», tal como apunta Sumell. Para la profesora, una planificación excesiva para quererlo hacer todo hace que las vacaciones terminen convirtiéndose en un «contrarreloj», una situación que aún se puede agravar si se está pendiente de los pasos y los kilómetros recorridos, que pueden incitar a caminar más. A juicio de Díaz, hay una tipología de turistas que aún se mantienen al margen de la tecnología y que, por tanto, sienten «cero estrés», aunque también hay otros que están más pendientes de las redes sociales y publicar todo, «esencialmente los Millennial, que son los más abiertos a la seguridad». Sumell cree que este tipo de turistas que quieren compartir todas sus actividades y todo lo que han visto sienten una necesidad de demostrar que han tenido el mejor verano, mientras que, para ella, con tan poco espacio para descansar, «esto no son vacaciones «.

 

Para mas información: https://www.ara.cat/estils/turisme-necessitar-vacances_0_2295970454.html

XXV Jornadas Científicas Catalanas de Podología

Los días 17 y 18 mayo de 2019, se celebraron las XXV Jornadas Científicas Catalanas de Podología, organizadas por el Colegio Oficial de Podólogos de Cataluña (COPC). Esta reunión se llevo a cabo en Barcelona, y tuvo por la sede la Cúpula Arenas Barcelona.

El evento consistió en unas jornadas dinámicas y actuales que contó con diferentes talleres y comunicaciones científicas participativas para los asistentes. Asistieron diferentes profesionales que debatieron y expusieron temas de gran interés profesional. A nivel de exposición comercial, las jornadas también contaron con un gran número de comerciales y laboratorios que expusieron sus novedades con todos los asistentes.

Homenaje a Martín Rueda

Gala del l’esport colomenc donde se celebro en el Teatro Sagarra situado en Santa Coloma, donde hicieron un homenaje muy especial a Martin Rueda.

Estudio Biomecánico con bailarinas de The Company Escuela de Danza y gimnastas del Club Gimnástica Cataluña.

El Sábado 10 de Marzo por la mañana, en The Company estuvimos haciendo un estudio biomecánico con alumnas de ballet de la escuela y chicas de gimnástica rítmica (Club Gimnástica Cataluña) en colaboración con el osteópata Jaume Jardí y con el podólogo del F.C.Barcelona, el Consejo Catalán del Deporte y el prestigioso Centro de Estudios del pie Martín Rueda, Lluís Rueda.

Los dos profesionales tienen una extensa trayectoria profesional ligada al deporte y a la docencia universitaria, y forman parte también del Centre del Aparato Locomotor del Dr. Arquer con otros profesionales del C.A.R. Sant Cugat.

También colaboran el licenciado en INEF Marc Marimón.

Los pies: nuestra base y donde empieza todo

El esqueleto está formado por piezas óseas que, perfectamente encajadas a través de articulaciones con diversos grados de movimiento, forman la estructura de soporte del cuerpo.

Los pies, a modo de dos bóvedas, son la parte encargada de mantenernos y desplazarnos con una suavidad y amortiguación perfectas.

El pie a modo de bóveda

Fig 1.- El estudio de la arquitectura nos ayuda a entender en funcionamiento de nuestro cuerpo.

externo en esta página, plantéate añadir a

La planta de los pies está protegida por un tejido graso a modo de neumático para que el hueso no reciba la presión directa del suelo.

Además, tiene terminaciones nerviosas y sensitivas que nos informan de manera constante sobre las características del suelo y del peso soportado.

Terminaciones nerviosas

Fig 2.- Estructuralmente, nuestros pies son bóvedas adaptativas.

 

Cuando en alguna zona de la planta el peso es mayor al tolerado, la piel nos avisa con dolor o con la aparición de callosidades.

Esta información de carga también es transmitida a los músculos y articulaciones y el musculo aumenta su tensión para reducirla, modificando el apoyo.

Por este motivo, cuando aparecen zonas de callosidad, dolor o rozaduras en la planta, habría que valorar por qué se han formado y ofrecer una solución correcta, que puede ir desde una plantilla hasta un calzado adecuado o unos ejercicios específicos.

Por otra parte, gracias a este sistema de amortiguación elástico y natural, podemos mantenernos en pie en superficies irregulares, saltar enérgicamente y someter a los pies a esfuerzos que en ocasiones pueden suponer hasta diez veces nuestro peso.

Para que el esqueleto sea resistente a la vez que ligero, los huesos tienen en su interior una serie de mallas que les quitan peso y los hacen más resistentes, como ocurre con las columnas huecas o con los tirantes transversales que forman, por ejemplo, las grúas o las torres del tendido eléctrico.

Por tanto, las articulaciones se mantienen estables gracias un complejo sistema de cápsulas y ligamentos, además de la fuerza de los músculos.

Para poder soportar las cargas, las torsiones y los desplazamientos, sus superficies están recubiertas de cartílago, que por su contenido en agua y carencia de terminaciones nerviosas sensitivas, son capaces de hacer las funciones de amortiguación y disminución de la sensación dolorosa.

Con la edad este cartílago va perdiendo agua y se va volviendo cada vez más duro. Además, nuestro cuerpo pierde capacidad de reparación, por lo que muchas veces las alteraciones del equilibrio no resultan dolorosas hasta que, con el tiempo, por fatiga mecánica, el cartílago ha adelgazado demasiado y acaba lesionándose.

Los músculos, en cambio, están formados por tejidos elásticos que actúan sobre las piezas óseas con la tensión suficiente como para producir movimientos. Además, ayudan a mantener el equilibrio. Por esta razón, cuando hay alteraciones en los pies o en los ejes, el cuerpo se desequilibra y el músculo tienda a trabajar más, fatigándose y apareciendo signos de dolor o sobrecargas como las tendinitis.

Tendinitis

Fig 3.- La desalineación de ejes provoca fuerzas axiales que fatigan al musculo y dañan a la articulación.

 

Normalmente la persona joven tiene suficiente elasticidad y recursos como para cambiar su forma de caminar ante la presencia de una sobrecarga sin darse cuenta de ello, hasta que empieza a notar dolor.

Mediante los sistemas informáticos de análisis de cargas y videográficos que tenemos hoy en día, podemos detectar alteraciones en las presiones o en los ejes de carga antes de que produzcan dolor, es decir, podemos ofrecer una prevención.

Cuando se detecta un desequilibrio se compensa con soportes o plantillas, alzas, cuñas, etc., y con ejercicios adecuados o con cambios en la metodología del entreno (o incluso de deporte), dando tiempo a nuestro sistema para que se regenere y así evitar que la estructura sufra de manera irreversible.

Desalineación marcha

Fig 4.- Los análisis videográficos en alta velocidad nos muestran las desalineaciones entre segmentos de forma dinámica.

 

Cuando no prevenimos y llegamos tarde a la solución, caemos en la frustración. Peregrinamos en busca de soluciones mágicas, silenciamos el dolor con antiinflamatorios, matando al mensajero.

Buscamos plantillas milagrosas y al final acabamos cargando nuestra propia culpa, incluso difamando, sobre un profesional que, por mucho que quiera ayudarnos, no puede hacer el milagro de volver atrás en el tiempo.

Fig 5.- Con frecuencia, si no se hacen bien las cosas, éste es el resultado

 

 

Mi consejo está claro: no esperes a tener dolor, analiza tus sensaciones, cómo gastas el calzado, qué deporte prácticas, con qué intensidad y frecuencia y piensa que tu cuerpo siempre te avisa antes. Hazle caso.

Cómo prevenir la artrosis en articulaciones de carga en corredores

La artrosis es una enfermedad degenerativa articular que afecta a la membrana sinovial (tapiza por dentro la cápsula articular y fabrica el líquido sinovial que nutre el cartílago), al propio cartílago y al hueso subcondral (se encuentra justo por debajo del cartílago y se encarga de su nutrición). Cuando esto ocurre, aparece dolor al mover la articulación, pérdida de movimiento, debilidad muscular, fatiga, inflamación de la articulación, y finalmente, incapacidad para mover esa articulación. La artrosis aparece en zonas relacionadas con la carga y con el impacto, como son las rodillas, las caderas, los pies y la columna vertebral.

Este fragmento lo podemos encontrar en el artículo de la Vanguardia

‘Runners’, los podólogos avisan: el 80% pisa mal (y las plantillas de las tiendas son un peligro)

runners

En 2008, cuando estalló la crisis financiera internacional, salían a correr en nuestro país aproximadamente un millón de personas. Hoy (según cálculos oficiales) el número de ‘runners’ patrios se ha multiplicado por tres. Especialistas en podología deportiva, una joven disciplina en ascenso, señalan a EL ESPAÑOL que se observa un progreso en el cuidado de los pies, “la base del cuerpo”, como dice el ‘padre’ de la especialidad en España, Martín Rueda.

Este fragmento lo podemos encontrar en el articulo de EL ESPAÑOL.

Biomecánica