El País – Centro de estudios del pie Martín Rueda

Tus pies son los responsables del apoyo y equilibrio del resto del cuerpo. Las lesiones en ellos generan frustración y decepción ya que nos impiden realizar tareas básicas o practicar deporte.
Disponemos de la tecnología necesaria para reconocer la biomecánica de cada persona y detectar puntos débiles, muchas veces todavía asintomáticos, que suelen manifestarse por pequeñas dolencias o signos externos, como puede ser el desgaste anormal del calzado, y que si no son tratados acabarán produciendo lesiones, alguna de ellas, cuando aparecen, ya irreversibles.

El cuerpo nos avisa siempre mediante adaptaciones para huir del dolor, que desequilibran la naturalidad de la marcha, interfiriendo en el normal funcionamiento de músculos y articulaciones y produciendo sobrecargas que más tarde serán lesiones. Tengamos en cuenta que cada día, en una actividad baja, hacemos más de 5.000 pasos. Si hay un desequilibrio, lo repetimos en cada apoyo.

Conociendo esos puntos débiles, puedes prevenir la lesión. Cuida tu salud articular, analiza y conoce tu biomecánica.