DSC_2423

Recomendaciones de uso de su plantilla

De acuerdo con las indicaciones que en el momento de la visita le expusimos acerca de su alteración, previo examen de la marcha se confecciona el soporte con el que esperamos poder solucionar la alteración, ya que en su elaboración se han seguido los mismos pasos que en la confección del molde del pie: ADAPTACIÓN POR TERMOCONFORMADO AL VACIO.

Después de esa adaptación al molde, la plantilla requiere un pulido que se adapte a las alteraciones de los pies y que dentro del calzado ocupe el mínimo grosor posible, por lo que en ocasiones, se podrá observar que la plantilla que entregamos presenta pequeñas fisuras que no afectan para nada a la funcionalidad de la misma.
El resultado final ha sido la plantilla compensadora individualizada que se entrega y que dadas las características de la alteración y la forma en que se ha elaborado, responde fielmente a las necesidades. La plantilla puede lavarse con cualquier detergente y un trapo húmedo, dejándola secar lejos de una fuente de calor.
Tenemos que tener presente que dado que la plantilla es un suelo a la medida, en muchas ocasiones, para que el resultado final sea el más satisfactorio es necesario seguir las instrucciones que se indican en el informe que se entrega : tratamiento fisioterapéutico, visita al médico reumatólogo, visita al médico rehabilitador, etc.
Es importante tener en cuenta que la plantilla debe usarse de forma continuada y con un calzado que reúna unas condiciones de idoneidad, ya que aquel calzado que no sujete el empeine, comprima los dedos o no tenga un contrafuerte adecuado hará que la plantilla no ejerza su función. Si usted es deportista debe recordar que una zapatilla deportiva, ha de ajustarse siempre a las necesidades del deporte que practica y que muchas lesiones vienen influenciadas por el estado de la misma.
Asimismo recordamos que se practiquen las revisiones en los periodos indicados, pidiendo la hora de visita con antelación, para poder ir adaptando las plantillas a las nuevas necesidades de los pies.
Agradecemos la confianza, y pedimos que ante cualquier duda se pongan en contacto con este Centro.

No resulta tarea fácil catalogar al pie normal en términos absolutos, no solo porque siempre debe ser valorado de forma global, y por tanto relacionada con el resto de la estructura que soporta, además de tener presentes sus distintos comportamientos funcionales, desde la sedestación a la estática, pasando por la dinámica, las deformidades que imprime al calzado, etc., sino porque también requiere un conocimiento exacto de sus distintas fases evolutivas durante el crecimiento, de forma que lo que es normal para un niño preandante, no lo es para uno de 5 años, para un adolescente o para un adulto.
También debe ser considerado el medio ambiente o la actividad del sujeto, de forma que no es igual el pie de un campesino, que el de un deportista o el de una persona de raza negra o de una tribu indígena.

figura 1.- El medio influye sobre el desarrollo musculo-articular

Igual que si valoramos otra parte del cuerpo como pueden ser los ojos o las manos, donde encontraremos diferencias individuales e incluso dentro de un mismo sujeto, nos encontraremos con diferencias entre uno y otro pie, que no siempre pueden ser catalogadas de patológicas, por lo que no hay un pie standard para todos los individuos. Por todo ello, pienso que podemos considerar normal al pie biomecánicamente equilibrado, y en cambio, no siempre será normal el pie asintomático, ya que gran número de patologías estructurales no se van a manifestar de forma inmediata, sino, con frecuencia a largo plazo, cuando nuestro organismo resulta insuficiente para “reparar” los daños causados por un desajuste mecánico.